Dejar de fumar con hipnosisEl tabaco es una de las mayores amenazas para la salud pública que ha tenido que afrontar nunca el mundo. Mata a casi 6 millones de personas al año, de las cuales más de 5 millones lo consumen o lo han consumido, y más de 600 000 son personas no fumadoras expuestas al humo ambiental. Cada seis segundos aproximadamente muere una persona a causa del tabaco, lo que representa una de cada 10 defunciones de adultos. Hasta la mitad de los actuales consumidores de tabaco acabarán falleciendo por una enfermedad relacionada con el tabaco. Esa cifra podría elevarse a más de ocho millones en 2030 a menos que se tomen medidas urgentes para controlar la epidemia de tabaquismo.

Casi el 80% de los más de mil millones de fumadores que hay en el mundo viven en países de ingresos bajos o medios, donde mayor es la carga de morbilidad y mortalidad asociada al tabaco.

Debido al desfase de varios años entre el momento en que la gente empieza a consumir tabaco y la aparición de problemas de salud, la epidemia de enfermedades y muertes relacionadas con el tabaco no ha hecho más que empezar.

Algunos datos sobre el tabaco:

  • El tabaco mata hasta a la mitad de quienes lo consumen.
  • El tabaco mata a casi seis millones de personas cada año, de las cuales más de 5 millones son o han sido consumidores del producto, y más de 600 000 son no fumadores expuestos a humo de tabaco ajeno. A menos que se tomen medidas urgentes, la cifra anual de muertes podría ascender a más de ocho millones en 2030.
  • Casi el 80% de los mil millones de fumadores que hay en todo el mundo viven en países de ingresos bajos o medios.
  • El consumo de productos de tabaco está aumentando a nivel mundial, aunque está disminuyendo en algunos países de ingresos altos y de ingresos medios-altos.
  • El tabaco causó cien millones de muertes en el siglo XX. Si se mantiene la tendencia actual, en el siglo XXI se registrarán hasta mil millones de muertes.
  • Si no se les pone freno, las muertes relacionadas con el tabaco aumentarán hasta más de ocho millones al año para 2030. Más del 80% de esas muertes se producirán en los países de ingresos bajos y medios.

La hipnosis como herramienta terapéutica para dejar de fumar

La nicotina es un alcaloide más tóxico que la heroína (Lynn, Neufeld, Rhue, & Matorin, 1997), que se clasifica como una droga según los criterios del DSM-IV (APA, 1995). El hábito de fumar es un proceso que se desarrolla mediante tres etapas (Leventhal & Cleary, 1980) que son: la iniciación del consumo, el mantenimiento de la conducta adictiva al tabaco y el abandono.

Respecto a la última de las etapas mencionadas, la de abandono, uno de los factores determinantes es la aplicación de estrategias de afrontamiento ante las recaídas (Shiffman & Wills, 1985), de hecho, un predictor de la abstinencia a largo plazo es la capacidad que el fumador percibe que tiene para afrontar las situaciones de alto riesgo de recaída (Marlatt & Gordon, 1985). Otro aspecto importante en esta etapa es la motivación para dejar de fumar (Hajek, 1991; Perry & Mullin,1975). Por otra parte, las variables que dificultan esta etapa de abandono son: el estrés, la depresión, el neuroticismo, el aumento de peso y el síndrome de abstinencia (Bayot, 1994; Bayot & Capafons,1995; Gritz, Carr, & Marcus, 1991; Hajek, 1991; Perkins,1993).

La hipnosis es una técnica que ha mostrado en diversos estudios su eficacia para el tratamiento de esta adicción (Agee, 1983; Brown, 1992; Brown &Fromm, 1987; Green, 1996; 1999; Holroyd, 1980; Lynn et al.,1997; Wadden & Anderton, 1982).

En el ámbito de los tratamientos cognitivo-conductuales, la hipnosis como técnica adjunta, ayuda a fomentar la motivación del paciente y a aumentar sus expectativas de auto-eficacia (Capafons,1998a). Y se ha observado que existe una relación directa entre el incremento de la auto-eficacia y el mantenimiento de las ganancias del tratamiento (Bandura, 1982). Además, combinada con en el tratamiento cognitivo-conductual proporciona un modelo de intervención que acorta extraordinariamente el tiempo de terapia y permite obtener resultados en un menor número de sesiones. La hipnosis añade además, frente a otros tratamientos, la prevención de recaídas y permite que el dejar de fumar sea una experiencia mucho mas sencilla y fácil de manejar por parte del paciente.

Estudios sobre la eficacia de la hipnosis para dejar de fumar

University of Iowa Journal of Applied Psychology

How One in Five Give Up Smoking

October 1992. (Also New Scientist October 10, 1992) Schmidt, Chockalingam

Se trata del estudio más amplio jamás realizado hasta hoy en fumadores de Estados Unidos y Europa. Combinando los resultados de más de 600 estudios científicos que incluían a  72.000 personas, el estudio probó que la hipnosis era el sistema más eficaz para dejar de fumar, superando a la acupuntura, los chicles de nicotina, los medicamentos, las técnicas de aversión, programas educativos, técnicas clínicas de grupo o consejos médicos entre muchos otros métodos.

University of Washington School of Medicine

Freedom from smoking: integrating hypnotic methods and rapid smoking to facilitate smoking cessation.

Depts. of Anesthesiology and Rehabilitation Medicine, Int J Clin Exp Hypn. 2001 Jul;49(3):257-66. Barber J.

De 43 pacientes bajo el tratamiento ofrecido en este protocolo, 39 reportaron estar en completa abstinencia en un seguimiento entre 6 meses y 3 años. Esto representa un 90.6 de porcentaje de éxito usando la Hipnosis.

MMW Fortschr Med. 2004 May 13;146(20):16. Klager, R.

[Article in German] PMID: 15344725 [PubMed – indexed for MEDLINE]

El autor reporta un éxito en dejar el cigarrillo sobre un 90% con hipnosis.

Performance by gender in a stop-smoking program combining hypnosis and aversion.

Johnson DL, Karkut RT.

Adkar Associates, Inc., Bloomington, Indiana.

Psychol Rep. 1994 Oct;75(2):851-7.

PMID: 7862796 [PubMed – indexed for MEDLINE]

Un estudio de campo de 93 hombres y 93 mujeres de pacientes externos del CMHC fueron observados para medir la facilidad para dejar de fumar usando la hipnosis. Después de 3 meses de seguimiento, el 86% de los hombres y el 87% de las mujeres reportaron continua abstinencia durante ese período gracias al uso de la Hipnosis.

Texas A&M University

System Health Science Center College of Medicine, USA.

Int J Clin Exp Hypn. 2004 Jan;52(1):73-81.

Clinical hypnosis for smoking cessation: preliminary results of a three-session intervention.

Elkins GR, Rajab MH

30 fumadores fueron referidos por su médico para tratamiento. 21 de ellos volvieron después de la consulta inicial y recibieron terapia de hipnosis para dejar de fumar. Al acabar el tratamiento el 81% de estos pacientes dijeron que ellos habían parado de fumar y el 48% de ellos reportó abstinencia después de 12 meses de haber recibido el tratamiento.

Guided health imagery for smoking cessation and long-term abstinence.

Wynd CA.

Journal of Nursing Scholarship, 2005; 37:3, pages 245-250

Un estudio de 71 fumadores mostró que después de 2 años de seguimiento, los pacientes que dejaron de fumar a través de la hipnosis tienen el doble de posibilidades de permanecer como NO fumadores, comparado con los que dejan el cigarrillo por voluntad propia

You may also like

No Comment

Comments are closed.