Inicio » Blog » Cómo mejora tu salud al dejar de fumar. Beneficios desde el primer momento

Cómo mejora tu salud al dejar de fumar. Beneficios desde el primer momento

Tu salud mejor cuando dejas de fumar

Si tratamos de buscar razones para dejar de fumar, podemos encontrar cientos de ellas, pero tal vez hay una que normalmente es la primera y la más importante: la salud. Dejar de fumar alargará la esperanza de vida y nos permitirá liberarnos de una dependencia que conlleva un enorme riesgo para la salud.

Cómo mejora salud al dejar de fumar

Algunos beneficios para la salud ocurren de forma casi inmediata, pero a medida que avanza el tiempo sin fumar, la mejoría va en aumento.

A los 20 minutos del último cigarrillo: La presión arterial y el ritmo del pulso se estabilizan en sus parámetros normales.

A las 12 horas: Los niveles de monóxido de carbono en sangre se reduce notablemente.

De 2 semanas a 3 meses: Mejora la circulación y la función pulmonar aumenta.

De 1 a 9 meses: Disminuyen la tos y la dificultad para respirar. Las estructuras que eliminan el moco de los pulmones (cilios) empiezan a recuperar su función normal, lo que aumenta la capacidad para controlar las mucosidades, limpiar los pulmones y reducir el riesgo de las infecciones.

Después de un año sin fumar: El riesgo de enfermedad cardíaca es la mitad que el de alguien que fuma. El riesgo de sufrir un ataque cardíaco se reduce considerablemente.

A los 5 años: El riesgo de padecer cáncer de boca, garganta, esófago y vejiga disminuye a la mitad. El riesgo de cáncer cervical se reduce al mismo nivel de una persona que no fuma. Entre 2 y 5 años después dejarlo, el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular puede reducirse al mismo nivel de una persona que no fuma.

A los 10 años: El riesgo de morir por cáncer de pulmón es aproximadamente la mitad al de una persona que aún fuma. Disminuye también el riesgo de cáncer de laringe  y de páncreas

A los 15 años: El riesgo de sufrir una cardiopatía coronaria es igual al de una persona que no fuma.

Estos son solamente algunos de los beneficios que obtenemos al dejar de fumar, pero hay muchos otros; se reduce el riesgo de diabetes, hay un mejor funcionamiento de los vasos sanguíneos y mejora la función cardíaca y pulmonar.

La expectativa de vida para alguien que consume tabaco es al menos 10 años menor que la de quien no fuma. Dejar de fumar antes de los 40 años reduce en alrededor de 90% el riesgo de morir de una enfermedad relacionada con el tabaquismo.

Además de la enorme mejoría a nivel físico y de salud, también notaremos que:

  • Las comidas tienen un mejor sabor.
  • Su sentido del olfato vuelve a ser normal.
  • Su aliento, cabello y ropa huele mejor.
  • Sus dientes y uñas dejan de tener un color amarillento.
  • Las actividades que usualmente realiza le cuestan menos (por ejemplo, subir escaleras o cualquier otra actividad física).
  • Puede permanecer en edificios que son lugares libres de humo sin tener que salir para poder fumar.
  • Dejar de fumar también detiene los efectos dañinos del tabaco en su apariencia, incluyendo arrugas prematuras de su piel, enfermedades de las encías y pérdida de dientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba