¿Qué es una fobia?

Una fobia es un tipo de trastorno de ansiedad. Es un miedo persistente e irracional a un determinado objeto, animal, actividad o situación que ofrece poco o ningún peligro real.

Por más que a más de uno le resulten curiosas o sorprendentes, las fobias no son un trastorno extraño. De hecho, son muy comunes. Los expertos calculan que las fobias en su conjunto tienen una incidencia en el 5% de la población mundial. Esto significa que una de cada veinte personas padece algún tipo de fobia. Las mujeres las padecen con más frecuencia que los varones.

Dentro de la clasificación en fobias específicas (miedo a ciertos objetos, situaciones o fenómenos) y fobias sociales (temor o ansiedad extrema frente a determinados acontecimientos sociales, como entablar contacto verbal con desconocidos o tratar con la familia política), son mucho más comunes las primeras. De hecho, mucha gente padece una fobia específica pero ésta no le afecta en su vida cotidiana (como podría ser el caso de una persona que viva en una gran ciudad y que padezca de ofidiofobia -miedo a las serpientes- y que, llegado el caso, evitará encontrárselas en un zoológico).

¿TIENES ALGUNA PREGUNTA?

Si necesitas realizar alguna consulta sobre la terapia con hipnosis para fobias en Bilbao no dudes en ponerte en contacto con nosotros y estaremos encantados de resolver cualquier duda que tengas.

TAMBIÉN PUEDES LLAMAR O ENVIARNOS UN WHATSAPP

668 80 80 87

¿QUIERES INICIAR LA TERAPIA?

Si sufres de alguna fobia y deseas realizar la terapia con hipnosis, este es el momento de solicitar una cita para acudir a consulta. Solo te llevará un minuto rellenar el formulario.

¿Cuáles son las señales y síntomas de las fobias?

Los siguientes síntomas son comunes a la mayoría de las fobias:

  • Cuando se expone a la fuente del miedo hay una sensación de ansiedad incontrolable.
  • La sensación de que a toda costa, la fuente de ese miedo debe ser evitado.
  • La ansiedad es tan abrumadora cuando confrontan la fuente del miedo, que la persona es incapaz de funcionar correctamente.
  • Es normal que los pacientes reconozcan que sus miedos son irracionales, irrazonables y exagerados, sin embargo, a pesar de ello, se muestran incapaces de controlar sus emociones.

Síntomas físicos más comunes:

  • Sudoración
  • Respiración anormal (jadeo, tratar de recuperar el aliento)
  • Latido del corazón acelerado
  • Temblor
  • Sofocos o escalofríos
  • Sensación de ahogo
  • Dolores u opresión en el pecho
  • Sequedad de boca
  • Confusión y desorientación
  • Náuseas
  • Mareo
  • Dolor de cabeza

Fobias más comunes:

La lista de fobias que se conocen y están catalogadas es inmensa, pero solo unas pocas son las mas habituales entre la población. Veamos algunos ejemplos:

  • Fobia social: Las fobias de tipo social se relacionan al miedo a la forma en la que la persona se relaciona en un entorno social, en cómo será tratado por la sociedad y el miedo a lo que la gente podría llegar a provocar. La fobia social se relaciona también a problemas ocasionados por situaciones de mucho estrés y al miedo a relacionarse con grupos de personas numerosos.
  • Aerofobia: es el tan común miedo a viajar en avión. Es probablemente la fobia específica más frecuente. De hecho, se estima que sólo a uno de cada 20 viajeros no les genera la más mínima preocupación el tener que volar. A la mayoría el tener que tomar un avión nos provoca un cierto resquemor, aunque solo para una minoría de personas este miedo se convierte en una fobia prácticamente insuperable.
  • Acrofobia: se trata del miedo a las alturas.
  • Cinofobia: es el miedo desmedido que se puede sentir por los perros. En muchos de los casos, esta fobia se debe a una vivencia traumática relacionada con un perro durante la infancia de la persona fóbica.
  • Amaxofobia: es la fobia o miedo a conducir un vehículo; puede deberse, por ejemplo, a la inseguridad, a la participación de seres queridos en accidentes o a cualquier tipo de recuerdo doloroso relacionado.
 

La hipnosis en el tratamiento de fobias

La hipnosis es, con diferencia, la técnica menos invasiva en el tratamiento de fobias de toda clase. Desde la simple sensación de rechazo que producen algunos insectos, al pánico que impide volar en avión (aerofobia), o salir solo a la calle (agorafobia), todos los miedos se pueden corregir mediante el uso de la hipnosis.

El tratamiento de la fobia a través de la  hipnosis sigue un protocolo bastante estandarizado de desensibilización sistemática, exposición, modelado de tipo conductual, reforzadores e inhibición recíproca en contraposición al mismo tratamiento en psicoterapia que suele realizarse con exposición, modelado, y en los casos en que el acceso al objeto fóbico sea difícil (por ejemplo el avión), se realiza desensibilización sistemática.

La hipnosis suele obtener desensibilizaciones más rápidas, y poco o nada desplazativas ni recidivantes en comparativa con la psicoterapia, donde la desensibilización es considerablemente más lenta (en una proporción de 4 sesiones a 1). Esto es debido a que la focalización (estado de hipnosis), posibilita una penetración más rápida de los condicionamientos comportamentales y desensibilizadores.

Ir arriba