Inicio » Blog » Hipnosis en el cine. Svengali (1931)

Hipnosis en el cine. Svengali (1931)

svengali pelicula hipnnosis 1931

Son muchas las películas, ya desde el cine mudo, que han tratado la hipnosis y los estados hipnóticos, en ocasiones desde un punto de vista cómico, pero con más frecuencia desde el misterio o el terror, y en las que algún incauto es manipulado por un «experto en hipnosis» que le obliga a cometer robos o asesinatos en estado hipnótico.

En este caso hablaremos de la película Svengali (1931) basada en la novela Trilby de George du Maurier, publicada por entregas en 1894. Fué dirigida por Archie Mayo, director también de Una noche en Casablanca con los hermanos Marx y El bosque petrificado con Humphrey Bogart. Es uno de los mejores films fantásticos de los primeros años del sonoro, famoso por sus reminscencias del antiguo expresionismo alemán.

La película cuenta con dos grandes interpetaciones de John Barrymore como Svengali y Marian Marsh como Trilby. Es una versión macabra de My Fair Lady, inspirada en Pigmalión de George Bernard Shaw o el mito de Pigmalión y Galatea. 

Svengali y Trilby son dos seres atormentados que acaban por compartir su destino. Un profesor de música enamorado de una modelo que posa desnuda para artistas del pincel, algo que en aquel tiempo podía considerarse degradante y arruinaba la reputación de quien se prestara a ello para el resto de su vida. El profesor con fama de problemático, moroso y carácter complicado tiene el poder de controlar a los demás mediante hipnosis. Trilby será su víctima y verdugo, ambos no podrán vivir el uno sin el otro. Resulta fascinante el primer momento en que Svengali, desde la ventana de su buhardilla, controla la mente de la chica transmitiendo su pensamiento por los tejados de la ciudad en que se desarrolla la acción. Su unión acabará por convertirse en un descenso a los infiernos para ambos.

El término Svengali ha pasado también a referirse a una persona que intenta controlar a otra mediante la hipnosis, la sugestión o el encanto personal, a menudo con malas intenciones. Un Svengali suele ser un hombre que influye en una mujer para que cumpla sus órdenes, que a menudo consisten en actuaciones, como cantar y actos, que pueden ser desde asesinatos hasta favores sexuales, que benefician al Svengali y no son recordados por su víctima. El término proviene del nombre del malvado villano en la novela Trilby de 1894 del autor inglés George Du Maurier. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba