Inicio » Blog » Hipnosis en grupo para dejar de fumar. Un método no demasiado eficaz

Hipnosis en grupo para dejar de fumar. Un método no demasiado eficaz

Es posible que si te has planteado dejar de fumar hayas visto algún anuncio, o te hayan hablado de las sesiones que se realizan de forma grupal. A menudo se llevan a cabo por «hipnotistas» que organizan sesiones en diferentes ciudades, en salas acondicionadas para la ocasión, y que prometen extraordinarios resultados a quienes acuden a sus sesiones. Pero… qué efectividad real tienen las sesiones en grupo?, y algo más importante aún: son tan eficaces como un tratamiento individual?

La respuesta es muy sencilla: las terapias en grupo nunca son tan efectivas como las que se realizan de manera individual, de hecho, sus porcentajes de éxito se reducen notablemente

Para explicar esto hay que tener en cuenta diversos factores muy importantes:

Cada fumador/a es un caso único

Si reunimos a un grupo de personas que fuman, la única cosa que tenemos en común es el hecho de que son fumadores/as. Pero piénsalo: puedes fumar cinco cigarrillos al día o tres cajetillas, puedes llevar diez años fumando o cuarenta, puedes tener una alta motivación para dejarlo o muy baja, puede ser que hayas hecho algún intento para dejar de fumar o ninguno, etc. Todos estos factores son esenciales, y pueden marcar la diferencia entre lograrlo o no. Esto quiere decir que cuando acudes a una sesión en grupo no se va a tener en cuenta nada de esto, y únicamente se aplica un sistema estandarizado que por razones lógicas reduce su eficacia notablemente. Dicho de otro modo, si en una terapia individual y adaptada a cada caso podemos lograr, o incluso superar, un 70% de éxito, en la terapia de grupo difícilmente alcanzaremos un 35%.

Comodidad 

Este es un factor de gran importancia. La hipnosis es una técnica que debe ser aplicada en un espacio cómodo, con una temperatura adecuada, en una posición especialmente confortable, y con unas condiciones que permitan la relajación absoluta. Si tratamos de alcanzar un estado hipnótico en una sala rodeados de gente, en una silla que solo permite que estés sentado, y en definitiva, sin unos mínimos de comodidad, es realmente difícil que alcances el nivel de desconexión necesario para que sea efectivo.

Privacidad 

La privacidad es una condición fundamental para mucha gente. Y desde luego, una sala escasamente acondicionada en un hotel, rodeado/a de personas, no es el mejor lugar para sentirse cómodo/a. Esto es algo que frecuentemente me comentan muchas personas que han asistido a alguna de estas sesiones colectivas; la dificultad para concentrarse estando rodeadas de otras personas.

Fiabilidad

Es muy habitual que algunas de estas sesiones en grupo para dejar de fumar se realicen en salas que se usan para dar charlas, conferencias o cursos de todo tipo. Espacios que se ubican en hoteles de manera muy frecuente, a los que llega el «hipnotista», y en una sesión de no más de dos horas lleva a cabo su «método».  El mayor inconveniente es que del mismo modo que llega, se marcha. Por muy bueno que pueda parecer, su trabajo es ambulante, no tiene un consultorio en el que desarrolle su trabajo, y eso evita una gran parte de responsabilidad ya que siempre va a pasar de largo hacia su próxima sesión, sin vínculo alguno con ninguno/a de sus clientes. Por el contrario, un profesional que realiza su labor en un lugar fijo, cercano a tu ciudad, que atiende de manera individual cada caso, ofreciendo su experiencia y completa atención, siempre nos va a dar mayor confianza y garantías.

Precio

Imagina que decides hacer uso de la hipnosis para dejar de fumar, y supongamos que la sesión tiene un coste de 150 euros. Teniendo en cuenta lo explicado anteriormente, piensa en una cosa: ¿prefieres invertir ese dinero en una terapia en grupo, y sin que tengan en cuenta tu situación personal?, o por el contrario, quizá sea más lógico que un profesional, en una sesión totalmente individual, con toda su atención enfocada en tu caso, te dedique ese tiempo para ti solo/a. Con una simple búsqueda en internet te darás cuenta de que las sesiones colectivas suelen tener un coste más elevado que la atención individual, lo cual no responde a ninguna razón lógica

A menudo algunos de estos hipnotistas itinerantes invierten bastante en publicidad, y logran con ello que su nombre sea conocido, pero no por ello ofrecen mejores resultados que un profesional experto y con experiencia en el desarrollo de procedimientos efectivos para dejar de fumar.

No existe el «método» mágico

Es frecuente que muchas de estas sesiones grupales se anuncien como «método» tal o «método» cual, para dejar de fumar. Mi recomendación es que no le des mucha importancia a esto, ya que generalmente no es mas que una fórmula para captar tu atención. La hipnosis se reduce a una serie de técnicas, que se pueden aplicar de diferentes modos, y su efectividad depende de la experiencia, el conocimiento, y el tratamiento de cada caso concreto. No hay «métodos» que de forma casi «mágica» te hagan dejar de fumar, y mucho menos en sesiones de terapia grupal que no tienen en cuenta lo que a ti, de forma concreta, te mantiene «enganchado» al tabaco

2 comentarios en “Hipnosis en grupo para dejar de fumar. Un método no demasiado eficaz”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba