¿Qué es la disfunción eréctil?

La  disfunción eréctil, también conocida como impotencia sexual masculina,es la incapacidad persistente para conseguir o mantener una erección que permita una relación sexual satisfactoria. Se estima que este problema afecta a 1 de cada 5 hombres en España.

Se habla de disfunción eréctil cuando la incapacidad para conseguir y mantener una erección suficiente no es solo un hecho puntual sino que se repite durante un periodo de como mínimo 3 meses.

La disfunción eréctil no es una enfermedad, sino un síntoma, y debe diferenciarse de otros problemas sexuales, como son la falta de deseo, las alteraciones de la eyaculación (eyaculación prematura, eyaculación retrasada y ausencia de eyaculación) o los trastornos del orgasmo.

Causas

La impotencia o disfunción eréctil puede originarse por:

Causas psicológicas

En estos casos no existen alteraciones físicas en el pene, sin embargo, factores como la ansiedad (provocada con frecuencia por el miedo a no conseguir una erección o a defraudar a la mujer), la depresión, los problemas con la pareja e incluso el estrés pueden afectar al acto sexual.

También la preocupación excesiva por los problemas laborales, sociales o familiares implican que no se dedique la atención necesaria al acto sexual. La fatiga, la inapetencia, la falta de ejercicio, el insomnio o los problemas laborales afectan a la vida sexual. 

Causas vasculares

En estos casos el pene no puede acumular la sangre necesaria para que se produzca una erección, generalmente porque no llega en suficiente cantidad. Fumar, la hipertensión arterial, la diabetes, algunas enfermedades cardiacas y aumento en los niveles de colesterol en sangre pueden provocar trastornos vasculares que dificulten la erección.

Causas neurológicas

En estos casos se produce una interrupción en la transferencia de mensajes del cerebro al pene porque existe una lesión en los nervios implicados. Esto ocurre con las lesiones de la médula espinal, la esclerosis múltiple o tras algunas intervenciones quirúrgicas en la pelvis.

Causas hormonales

Son poco frecuentes. Generalmente se deben a alteraciones en los niveles normales de hormonas sexuales masculinas.

Causas farmacológicas

Existen varios medicamentos que tienen como efecto secundario disminuir la capacidad de tener una erección. Entre ellos hay algunos fármacos para tratar la hipertensión, las enfermedades cardiacas y los trastornos psiquiátricos.

¿Es común la disfunción eréctil?

Diversos estudios realizados alrededor del mundo, nos indican que la disfunción eréctil afecta a más del 50% de hombres de más de 40 años. En España, en hombres mayores de 40 años, la disfunción eréctil afecta al 25% de ellos.

¿TIENES ALGUNA PREGUNTA?

Si necesitas realizar alguna consulta sobre la terapia con hipnosis para la disfunción eréctil en Bilbao no dudes en ponerte en contacto con nosotros y estaremos encantados de resolver cualquier duda que tengas.

TAMBIÉN PUEDES LLAMAR O ENVIARNOS UN WHATSAPP

668 80 80 87

¿QUIERES INICIAR LA TERAPIA?

Si padeces disfunción eréctil y deseas realizar terapia con hipnosis, este es el momento de solicitar una cita para acudir a consulta. Solo te llevará un minuto rellenar el formulario.

La hipnosis en el tratamiento de la disfunción eréctil

Ya hemos visto que los problemas de erección pueden tener varios orígenes. En algunos casos el problema es de índole biológica, y en otros el origen es psicológico. La hipnosis es una herramienta terapéutica muy efectiva, pero con la que unicamente podemos tratar la disfunción eréctil de caracter psicógeno. El cerebro es el órgano sexual más importante y, muchas veces, su estimulación se ve alterada por factores como el estrés, el cansancio o la falta de confianza. 

Utilizamos la hipnosis para encontrar las causas que han provocado el trastorno, y para modificar las creencias negativas y los pensamientos irracionales que pueden estar alimentando la disfunción eréctil.

Además, te enseñaremos a manejar la ansiedad que se puede dar en las relaciones sexuales y trabajaremos para fortalecer tu autoestima y autoconfianza. Revisaremos, si es necesario, algunos hábitos vinculados a la relación sexual que puedan estar afectando a tu desempeño para que puedas tener una vida sexual más plena y satisfactoria.

Incorporaremos ejercicios de terapia sexual que puedes realizar con tu pareja, ya que, al fin y al cabo, la disfunción eréctil es un problema de dos que también afecta a la otra persona. 

Ir arriba