beneficios de la hipnosis

La Hipnosis es una terapia bastante desconocida en nuestra sociedad actual, pero que cuenta con una historia milenaria y cuyos beneficios son espectaculares para aquellas personas que la han experimentado.

La Hipnosis  es un estado mental y físico en el que “cambiamos” la forma de funcionar de la conciencia. Normalmente estamos más o menos atentos, pero captando  lo que sucede a nuestro alrededor. Si aprendemos a  “reducir” la atención difusa (la que se dirige al entorno, al ambiente), al tiempo que aumentamos la atención interna, la que se dirige a nuestro propio pensamiento, llegaremos a conseguir un estado de “superconcentración”, o atención focalizada, dirigida exactamente a aquellos contenidos que nos interesen.

La Hipnosis no es un estado de sueño, aunque muchos de los hipnotizadores de feria (y algunos de los “serios”)  manejen la palabra “Dormir” o la orden “¡Duerme!” como  artimaña en sus actuaciones. Si vemos el  electroencefalograma de una persona en estado hipnótico, el trazado obtenido no se parece en nada al  del sueño, sino que se asemeja al de una persona despierta, atenta, pero en estado de gran tranquilidad y relajación mental. En este estado de profunda relajación (focalización atencional), el profesional introduce una serie de técnicas adaptadas para cada cliente tras una sesión exploratoria y encaminadas a corregir los conflictos o distorsiones existentes.

Sobre la Hipnosis hay muchos falsos mitos que han generado un excesivo temor, pero en cuanto la descubrimos vemos que es una herramienta fantástica para mejorar muchos aspectos de nuestra vida. Es uno de los procesos más rápidos en dar respuesta dentro de las técnicas de psicoterapia y en conclusión es el más económico.