Terapia sexual con hipnosis en Bilbao

Llamamos disfunción sexual a la dificultad durante cualquier etapa del acto sexual (que incluye deseo, excitación, orgasmo y resolución) que evita al individuo o pareja el disfrute de la actividad sexual.

Las disfunciones sexuales pueden manifestarse al inicio de la vida sexual de la persona o pueden desarrollarse más adelante. Algunas de ellas pueden desarrollarse paulatinamente con el tiempo, y otras pueden aparecer súbitamente como incapacidad total o parcial para participar de una o más etapas del acto sexual. Las causas fundamentales de las disfunciones sexuales pueden ser físicas, psicológicas o ambas.

Factores psicológicos

Cuando una respuesta sexual no es satisfactoria, habrá una alteración emocional que puede generar una serie de expectativas negativas que dificulten la realización completa del acto sexual. Los factores psicológicos se pueden dividir en factores interpersonales y personales. Los más frecuentes entre los primeros suelen ser los problemas de pareja, en ocasiones causados por una deficiente comunicación entre ambos. Los factores personales son los que el propio individuo no ha resuelto para sí mismo, ya sea por falta de información, miedo al fracaso, ansiedad, etc.

Factores físicos

Existen varias patologías, enfermedades médicas y fármacos que pueden interferir en la respuesta sexual humana:

  • Problemas vasculares: cualquier problema de este tipo puede impedir la vasocongestión de la zona genital, pudiendo causar problemas en la fase de excitación (erección en el varón y problemas de lubricación y dolor vaginal en la mujer).
  • Problemas endocrinos: problemas hormonales, como el déficit de testosterona o elevados niveles de prolactina. Otros trastornos derivados de lesiones testiculares, hipófisis, glándulas tiroides o suprarrenales suelen conllevar una pédida del deseo sexual o libido.
  • Problemas farmacológicos: los principios activos de varias medicaciones pueden afectar al rendimiento sexual. Se conocen efectos negativos en en este sentido relacionados con  antidepresivos, antihipertensivos y los ansiolíticos.
  • Problemas neurológicos: las enfermedades neurológicas y las lesiones medulares pueden dificultar las relaciones en diferentes grados.

En ocasiones pueden existir también factores socioeducativos implicados en este tipo de disfunciones (los mitos y tabúes pueden arruinar una vida sexual sana y saludable), y una educación represiva o muy rígida en los roles de género puede dañar los vínculos afectivos de una relación.

Tipos de disfunciones sexuales

Cualquier persona puede sufrir algún tipo de disfunción sexual a lo largo de su vida, por diferentes motivos. Los tipos de disfunciones sexuales se pueden distinguir, principalmente dependiendo de en qué fase se produzcan.

  • Fase de deseo:

Deseo sexual hipoactivo: disminución de fantasías y deseos sexuales de forma persistente o recurrente con falta de interés para mantener relaciones sexuales.
Aversión sexual: desagrado y aversión a las relaciones sexuales.

  • Fase de excitación:

Trastorno de excitación sexual en la mujer: incapacidad para obtener o mantener una buena lubricación y otras respuestas fisiológicas de excitación.

Disfunción eréctil: trastorno de erección sexual en el hombre que le incapacita para obtener o mantener una erección apropiada hasta el final de la actividad sexual.

  • Fase orgásmica:

Anorgasmia: tanto en la mujer como en el hombre es la ausencia o retraso persistente o recurrente del orgasmo tras una fase normal de excitación.

Eyaculación precoz o retardada: la primera se produce ante una excitación mínima y la segunda significa no poder llevarla a cabo en una relación sexual extensa.

  • Asociadas al dolor:

Dispaurenia: dolor genital asociado a la relación sexual.

Vaginismo: espasmos de la zona peritoneal de la mujer que interfiere en el coito.

La hipnosis en el tratamiento de las disfunciones sexuales

Siempre que nos encontramos ante problemas sexuales es fundamental la evaluación que llevamos a cabo.

En la primera parte de la evaluación hemos de descartar el origen orgánico de estos problemas, con el fin de poder acudir al profesional adecuado. Por ejemplo, los problemas de erección pueden estar relacionados con causas físicas, tales como dificultades en la circulación o toma de determinados medicamentos. En estos casos, la terapia bajo hipnosis para este tipo de problemas sexuales no sería efectiva por lo que necesitamos averiguarlo y ponerlo en manos de un especialista.

Una vez descartados estos problemas orgánicos durante la evaluación, continuamos analizando las variables implicadas en el origen (causas) y mantenimiento de este problema, y la historia y evolución del mismo, para diseñar un programa de abordamiento específico para cada problema concreto.

La hipnosis es un instrumento terapéutico muy efectivo para la ayuda en la resolución de las disfunciones sexuales. Una de las ventajas principales de la hipnosis es el rápido estado de relajación al que se puede llegar, ayudando a que el paciente controle la ansiedad que presenta su problemática sexual.

El abordamiento de este tipo de problemas sexuales con hipnosis puede ayudar a:

  • Controlar la ansiedad anticipatoria asociada a las disfunciones sexuales (vaginismo, disfunción eréctil, eyaculación precoz, etc.).
  • Conocer los orígenes de los conflictos que han ocasionado la disfunción sexual que viene padeciendo.
  • La exploración y modificación de los mecanismos y procesos cognitivos que promueven la disfunción sexual (pensamientos automáticos, falsas creencias, emociones negativas, etc.).
  • Promover y facilitar la imaginación mental (fantasías sexuales) para la falta de deseo y para facilitar el orgasmo.
  • Desensibilizar progresivamente a la persona en situaciones que pueden crear ansiedad, aversión, etc. (abusos sexuales, miedo a la penetración).
  • Aumentar las sensaciones corporales (anorgasmia, disfunción eréctil, falta de deseo).
  • Mejorar la autoestima y con ello la autoaceptación.
  • Relajación selectiva de diversas zonas del cuerpo para ayudar a problemas como el vaginismo o la dispareunia.
  • Mejorar la activación sexual general

Quiero iniciar terapia

Pide tu cita ahora

Si crees que sufres algún tipo de disfunción sexual y deseas iniciar un proceso terapéutico con hipnosis, este es el momento de solicitar una cita para acudir a consulta. Solo te llevará un minuto rellenar el formulario.

Necesito más información

Te ayudamos a resolver cualquier duda

Si necesitas más información, o aclarar cualquier duda sobre la terapia con hipnosis para disfunciones sexuales, puedes rellenar el siguiente formulario y estaremos encantados de informarte sin ningún compromiso.